Como sociedad dejemos de normalizar el trabajo infantil para poder erradicarlo SMO

  • En conversatorio se revisaron causas y retos de esta problemática multifactorial

Oaxaca de Juárez, Oax. 16 de junio de 2021. El trabajo infantil no solo violenta los derechos de la niñez, sino que afecta el tejido y entorno social, por ello como sociedad debemos dejar de normalizarlo para poder erradicarlo, señaló la titular de la Secretaría de las Mujeres de Oaxaca (SMO), Ana Vásquez Colmenares Guzmán durante el Conversatorio Virtual “El trabajo no es cosa de niñas y niños”.

En este encuentro, en donde se analizaron los factores detonantes de esta problemática, su impacto y los retos para su erradicación, en el marco del Día Mundial Contra el Trabajo Infantil, participaron la oficial de Incidencia Política en Atención a la Niñez de Save the Children México, Janet León; la colaboradora de SiKanda – Solidaridad Internacional Kanda AC, Lorena Robles y la coordinadora operativa de Canica de Oaxaca A.C., María de Jesús Pérez Sánchez.

Vásquez Colmenares señaló que, de acuerdo con la Unicef, México ocupa el lugar 49 a nivel mundial en tasa de trabajo infantil entre niñas y niños de 5 y 14 años de edad. De acuerdo al Censo 2020, en el país 801 mil 327 niñas y niños entre 12 y 14 años laboran en actividad.

En cuanto a las consecuencias se mencionó la continuidad del ciclo de pobreza, posibilidad de que abusen de ellos o ellas, e ingreso a peores condiciones de trabajo infantil como la explotación sexual; además la incidencia de embarazos adolescentes, y diversos daños permanentes en la salud física y emocional.

De acuerdo con la Encuesta Nacional de Trabajo Infantil (ENTI) 2019, Oaxaca ocupa el primer lugar seguido de Puebla y Chiapas, y señala que la tasa de trabajo infantil es el doble en áreas rurales que urbanas, principalmente en el sector agrícola.

La titular de la SMO se pronunció por considerar esta problemática siempre con los lentes violetas y analizar la disparidad de cifras que no visibilizan el trabajo doméstico al que se relega a las niñas trabajadoras.

En tanto, las panelistas se refirieron al trabajo infantil como multicausal, entre los principales factores detonantes mencionaron la pobreza, la carencia de calidad del sistema educativo, la falta de seguridad social, de trabajo digno para madres y padres, la discriminación y la violencia de género que generan condición de calle, la normalización de ver a niñas y niños trabajando, entre otros.      

Al hablar de los retos, Janet León se pronunció por crear un sistema de detección temprana para identificar a niñas y niños desertores escolares y ayudarles a regresar a la escuela, a través de becas o programas extra curriculares de artes y deporte.

Además, sugirió diseñar un mecanismo de seguimiento y atención de casos para la restitución de derechos de la niñez, acceso a servicios psicológicos, médicos.

Otro de los retos, prosiguió la representante de Save the ChildrenIden, dijo que se deben identificar debilidades y fortalezas de mecanismos e instituciones existentes en Oaxaca para coordinarse y establecer un plan de prevención y erradicación de trabajo infantil con acciones específicas desde la perspectiva de género y, denunciar condiciones de vulnerabilidad.

Tanto Lorena Robles como María de Jesús coincidieron en que los planes educativos deben incluir el tema de trabajo infantil y destacaron la necesidad de acciones transversales y multidisciplinarias entre gobierno y organizaciones de la sociedad civil para tejer redes de apoyo.

La conferencia completa se pueden consultar en la siguiente liga de acceso: https://fb.watch/68N4Xbf8E9/

Comentarios