Tuxtepec, Oax.-Mientras en otros municipios de la región y del estado se extreman precauciones ante un rebrote del Covid19, cada vez más posible, las cifras obligan a replantearse cuál será el papel del gobierno municipal que encabeza el presidente interino Noé Ramírez Chávez, el cual no hemos visto extremar esfuerzos para contrarrestar las cifras crecientes que siguen empeorando desde hace aproximadamente diez días.
No hay medidas como las que se tomaron el año pasado de aplicar el gel antibacterial y la sanitización de zonas con gran afluencia de personas como es el centro de Tuxtepec.

Las inauguraciones de obras y visitas a las colonias y comunidades continúan por parte de las autoridades municipales en lo que parece ser una actitud irresponsable con la que busca elevar su figura política anteponiendo la salud de los ciudadanos.
Arrancamos enero, con variaciones acaso de 2 a 3 casos en la primera semana que cerca del 11 de enero comenzó a incrementar drásticamente de 50 casos nuevo en Tuxtepec, a variaciones de 20 y 30 por día, lo cual puede llegar a desencadenar nuevamente una situación difícil en los nosocomios, por la falta de infraestructura, personal médico y medicamentos.

También puede recrudecer la situación adversa que ha atravesado la economía, y que se esperaba repuntara en este primer cuatrimestre del año.
Pero las actitudes de irresponsabilidad gubernamental, como acudir a lugares donde la gente no porta el cubreboca, no contar con túneles de sanitización y el seguir realizando eventos presenciales, pone en riesgo a toda la población.

Comentarios