Presidenta de Ojitlán niega apoyo a indígena con colostomía

  • Por paro del Hospital General de Tuxtepec le retrasan cirugía
  • Ya no pueden más con el gasto de bolsas de colostomía

La presidenta municipal de San Lucas Ojitlán, Alicia Moreno Pereda negó el apoyo con bolsas de colostomía, a un indígena en situación de extrema pobreza y también negó el apoyo económico y de gestión, para que se le realice una cirugía urgente en el Hospital General de Tuxtepec, que además han retrasado las autoridades del nosocomio por la falta de cirujano y quirófano, por el paro laboral de los trabajadores de la salud.

De acuerdo con Severo Andrés Feliciano, ya no puede con el costo de las bolsas de colostomía, que utiliza desde hace un año que sufrió un ataque con un arma punzocortante en el estómago.

En esas bolsas se alojan sus heces fecales, hasta que la cirugía corrija el problema y pueda nuevamente volver a realizar sus necesidades de manera normal.

Severo tiene 44 años de edad y es originario de Loma San Bernabé, en el municipio de San Lucas Ojitlán; a pesar de que solicitó la ayuda también al sistema para el Desarrollo Integral de la Familia (DIF), con la directora Karina Moreno Pereda, hermana de la presidenta, tampoco tuvo éxito.

El indígena se desempeñaba como pescador y actualmente no tiene ningún ingreso y no pueden costear las bolsas.

Se trasladó a Tuxtepec, para realizarse una cirugía programada, pero ahora lo citaron para el próximo lunes, porque gracias al paro de los trabajadores de la salud, no cuentan con quirófano y mucho menos con un médico cirujano.

Pensaron en quedarse a pernoctar en el albergue “Madre Teresa de Calcuta”, el cual se encuentra cerrado y en proceso de limpieza y sanitización, a la espera de luz verde para volver a operar.

Severo tuvo que tomar la decisión de regresar de nuevo a San Lucas Ojitlán y conseguir el mayor número de bolsas posibles, para poder mantener la higiene personal.

Comentarios