Foto: Cuartoscuro

Foto: Cuartoscuro

  • Un estudio sostiene que establecimientos como restaurantes, gimnasios y hoteles funcionarán como “superpropagadores” del COVID-19
Fuente: Reporte Índigo

Según un estudio realizado por científicos de la Universidad de Stanford y la Universidad de Northwestern los restaurantes, gimnasios y hoteles funcionan como “superpropagadores” del COVID-19.

Los investigadores afirman en la investigación que la reapertura de establecimientos como estos conlleva un mayor peligro de propagación de COVID-19.

Para realizar el estudio se usaron datos de teléfonos móviles de 98 millones de personas, para modelar los riesgos de infección en diferentes lugares.

Los datos recopilados entre marzo y mayo en Estados Unidos fueron usados por los científicos para realizar el estudio.

Con estos datos, los investigadores mapearon el movimiento de estas personas, observaron a donde fueron, cuánto tiempo permanecieron en estos sitios, con cuántas personas estuvieron en los lugares que visitaron y a qué zonas estaban viajando.

Después estos datos fueron combinados con el número de casos y tras crear modelos de infección, se determinó cómo se propaga el virus.

Este modelo predijo que en caso de que, por ejemplo, en Chicago los restaurantes se abrieran y dieran servicio a plena capacidad, se generarían 600 mil nuevos contagios.

El estudio revela que alrededor del 10 por ciento de los lugares examinados representaron el 85 por ciento de las infecciones previstas.

Sin embargo, no toda la información del estudio es desesperanzadora, pues según estos modelos no es necesario parar al 100 por ciento las actividades comerciales para mantener los casos controlados.

El uso de cubrebocas, el distanciamiento social y la reducción de capacidad de los lugares sí ayudan a mantener el virus a raya.

Para que la limitación de la ocupación en restaurantes gimnasios hoteles sea efectiva esta deberá ser reducida al 20 por ciento de la capacidad del restaurante, o cualquier otro tipo de establecimiento.

Comentarios