Tuxtepec, Oax. – Nuevamente se abre la cloaca del nepotismo entre diputados de Morena en Oaxaca que han resultado actuar igual que los diputados de otros partidos, ahora es el caso del diputado local, Emilio García Aguilar, quien colocó en la nómina a su esposa y hermano como cargos de dirección con sueldos mensuales de 40 mil a 18 mil pesos, tal como lo hizo la diputada Laura Estrada Mauro quien protagonizó un caso de “aviación”, pues tuvo en la nómina a su esposo, su cuñado y su sobrina, cuando fue presidenta de la Junta de Coordinación Política (Jucopo).

En el reciente caso de Emilio, su esposa se encuentra en la dirección de gestión social, a pesar de tener el perfil de ingeniería en desarrollo comunitario por el instituto tecnológico superior de San Miguel El Grande.

En la misma dirección de gestión social que encabeza la esposa del diputado local de Morena, Emilio García Aguilar, cobra un sueldo de 18 mil pesos mensuales -sin trabajar- Daniel, hermano del legislador plurinominal.

Daniel, cuñado de la directora, tiene el cargo de Jefe de Departamento de Atención Ciudadana con un sueldo mensual de 18 mil pesos. 

Daniel tiene escolaridad de secundaria y fue cabo de infantería de la Sedena y ha sido solamente técnico y jefe de sistemas de seguridad.

Recordando el caso de Laura, se le descubrió que su sobrina era directora del Centro de Estudios Sociales y de Opinión Pública, Irma Morales Mauro, en el Congreso de Oaxaca.

Laura Estrada Mauro, en su desempeño como Coordinadora de Bancada de Morena, colocó a su esposo y cuñado en la nómina del Congreso del Estado. Actualmente su esposo y cuñado ya no hacen presencia en el Congreso del Estado, como se ha publicado ya en otras fuentes informativas.

El nepotismo se define como el trato de favor hacia familiares o amigos, a los que se otorgan cargos o empleos públicos por el mero hecho de serlo, sin tener en cuenta otros méritos.

Junto con el tráfico de influencias, el nepotismo es considerado uno de los aspectos de la corrupción más frecuente en el país.

Esta situación contraviene los dichos del Presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador, quien declaró que endurecería el castigo a quienes cometan el tráfico de influencia so nepotismo.

En un memorándum del 13 de junio de 2019, Andrés Manuel establecía: “No acepto, bajo ninguna circunstancia, que miembros de mi familia hagan gestiones, trámites o lleven a cabo negocios con el gobierno en su beneficio o a favor de sus recomendados”.

Comentarios