Tomás Alfonso Deceano, quien fuera un conocido pastor evangelista en Tuxtepec, falleció y la noticia tomó repentinamente a sus seguidores, ya que será recordado por organizar oraciones para que la inseguridad frenara en Tuxtepec y para consolar a las personas en medio de la cuarentena por la enfermedad del coronavirus.

Era responsable del ministerio evangelístico Impacto de Dios, y del programa radial Fuente de Vida Eterna y era uno de los principales organizadores de reuniones evangelistas buscando la convivencia de las diferentes congregaciones cristianas.

Él es hermano de la lideresa del mercado Flores Magón Noemí Alfonso Deceano, conocida cariñosamente como “La China”, quien también se ha entregado a la creencia cristiana evangélica.

El pastor Tomás creía en la sanación de las enfermedades por el poder de la fe y del Espíritu Santo y así en sus presentaciones en la congregación, ubicada en la calle privada de Las Flores número 155 de la colonia La Lorena en Tuxtepec, ofrecía:

“Encontrar algo diferente en la unción de la palabra, salvación y un oasis de milagros, prodigios, maravillas, señales, liberación de demonios y restauración de matrimonios”.

Comentarios