Comunicado SSO Oaxaca

  • Activan blindaje a hospitales para evitar contagios y dar atención médica oportuna y efectiva

Oaxaca de Juárez, Oax. El sector Salud en la entidad puso en operación el Plan de Respuesta Intersectorial ante el avance del COVID-19 en el país, el cual consiste en la reconversión hospitalaria para expandir la capacidad operacional y garantizar atención oportuna para las y los pacientes que requieran terapia con asistencia ventilatoria a causa de esta enfermedad.

El secretario de Salud, Donato Casas Escamilla señaló que a pesar de que en Oaxaca la incidencia de casos se mantiene sin transmisión local, con tres pacientes positivos al corte del 22 de marzo del 2020, es necesario reforzar las medidas para lograr la contención del virus.

Por lo que dijo, se dio la instrucción de robustecer el blindaje en las unidas médicas, con el fin de proteger a las y los usuarios y al personal de la institución, quienes estarán al frente de la atención médica de esta pandemia.

Puntualizó que, ante el escenario de la presencia de brotes en la entidad, el Sector cuenta, en una primera respuesta con 77 camas censables para la atención de pacientes graves y no graves, de las cuales 20 están contempladas con ventilador para adulto y seis para infantes.

El titular de los Servicios de Salud de Oaxaca (SSO), destacó que estas acciones se regionalizarán previendo la presencia del virus en las seis Jurisdicciones Sanitarias con una red de 14 nosocomios del Sector, los cuales estarán a cargo de la atención médica en la primera etapa del Plan de Respuesta.

Detalló que la reconversión de hospitales se irá activando de manera paulatina, tanto en la capital como en las regiones, con base al comportamiento epidemiológico de la enfermedad en el territorio oaxaqueño.

Ello implica –dijo-, como medida de prevención de acuerdo a las necesidades de cada unidad: la suspensión temporal y reprogramación del servicio de consulta externa, cirugías no urgentes programadas, la redistribución de servicios, el acotamiento de atenciones no apremiantes como odontología y la disminución de pruebas de laboratorios que puedan aplazarse.

Comentarios