Susana Arano/Radar Noticias

Tuxtepec, Oax.-Los juguetes desbordados en todo tipo de puestos comerciales, formales e informales, es el anuncio de que Melchor, Gaspar y Baltazar están cerca, y los niños que los esperan con sus regalos se desquicien de emoción.

¿Por qué hay tantos señores que venden juguetes si los reyes magos los traen? Pregunta de forma inocente un niño de unos 4 años de edad a su mamá mientras pasan por la avenida Independencia, repleta de puestos de juguetes en la vía pública.

La madre sonríe. Frente a un puesto donde se detuvo por instinto. Pero ante la pregunta de su hijo sigue su camino y con algo se seguridad en su tono de voz trata de darle una respuesta. El caso es mantener encendida la magia de la llegada de los tres reyes de oriente.

El centro de la ciudad, hasta antes de la llegada de la tarde de este cinco de enero lucía semi vacío. Los reyes no salieron y los comerciantes esperan con entusiasmo que de última hora puedan requerir de su ayuda para cumplir con el deseo de miles de niños.

Comentarios