Alimentación-2

San Bartolo Coyotepec, Oax.- El Centro Ambulatorio para la Prevención y Atención del Sida e Infecciones de Transmisión Sexual (CAPASITS), cuenta con el Área de Nutrición que permite realizar una valoración nutricional en personas con el Virus de Inmunodeficiencia Humana (VIH).

Esta área se encarga de tomar en cuenta medidas antropométricas -peso, talla y complexión del paciente- y de acuerdo a eso, se efectúa una valoración del peso ideal que debe tener la persona, esto con el fin de evitar el sobrepeso, obesidad o en lo contrario una desnutrición.

De acuerdo con la encargada del Área de Nutrición del CAPASITS, Ilse Nájera Montes, las personas que viven con el VIH, deben tener una buena alimentación la cual debe ser higiénica, variada, equilibrada  y correcta.

Cabe resaltar que una buena alimentación, aunada a los medicamentos antirretrovirales, la estabilidad emocional y una buena actividad física, contribuyen a reforzar el sistema inmunológico de los pacientes con VIH, evitando así la deficiencia en el sistema inmune y que sean más propensos a contraer alguna infección.

El aporte de nutrientes necesarios al organismo proporciona diversos beneficios, entre ellos regula la función del hígado y controla los niveles de colesterol y lípidos. De igual manera, permite nutrir a la persona con máxima eficacia en momentos delicados de salud, cuando se presentan situaciones difíciles donde el consumo de alimentos en sí supone un esfuerzo ante la presencia de diarrea, vómitos o problemas bucofaríngeos. Sin lugar a dudas, con una inadecuada nutrición, el Sida (Síndrome de Inmunodeficiencia Adquirida) avanza más de prisa.

Nájera Montes recalcó que las personas con VIH deben de evitar los alimentos industrializados y cuidar las cantidades de grasas saturadas y azúcares, debido a que los hace más propensos en cuestión a los antirretrovirales, a sufrir alteraciones en colesterol, glucosa y en triglicéridos. También deben evitar el consumo de bebidas alcohólicas, con la finalidad de evitar problemas en el riñón.

Finalmente, recomendó a las personas con VIH acudir al servicio de nutrición que ofrece la institución, donde se les enseñará a combinar los alimentos y las cantidades exactas, brindándoles así un plan personalizado de acuerdo a las necesidades que tengan, además de proporcionarles orientación sobre la seguridad alimentaria.

Comentarios