Carlos Valis/REVISTA RADAR

Tuxtepec, Oaxaca.- Jorge Gregorio Pérez y Judith Ascencio Hernández viven hoy uno de los dolores más grandes de un ser humano, haber perdido a su hija, pero no de causas naturales. El sospechoso es el novio de Fanny Ruth Gregorio Ascencio, quien habría cometido este feminicidio que ha conmocionado a San Juan Bautista Tuxtepec.

Ambos padres admiten que les faltó investigar más a fondo antecedentes y vida personal de su yerno, relaciones familiares, promedio escolar, preparación académica y su conducta. Ellos creen que debe hacerse justicia y que la Vicefiscalía de la Cuenca del Papaloapan, debe informar a la opinión pública los avances en el proceso de este caso que ha desgarrado a una familia.

En compañía de mujeres en contra de la violencia contra su mismo género, encabezaron este jueves una marcha en el primer cuadro de Tuxtepec, exigiendo justicia.

No quieren que el nombre de Fanny Ruth quede sólo como una cifra. Sollozando, doña Judith asegura que de haber tenido más comunicación, en vez de preferir no intervenir en la vida de una hija independiente profesionalmente y con una pareja lejos de su familia, esto no hubiera pasado. Sin embargo recomienda a las madres de familia, que hablen con sus hijos sin importar edad y grado de dependencia. Ellos son el ejemplo viviente de uno de los dolores más grandes para un humano, perder a su hijo.

Comentarios