[cincopa AwMAZfs_2v3v]


De la redacción

Cesar López Méndez, pintor y artesano orgullosamente oaxaqueño, nació en el municipio de Acatlán de Pérez Figueroa; sin embargó ha radicado toda su vida en la metrópoli cuenqueña; San Juan Bautista Tuxtepec, en donde se encuentra en proceso de fortalecer. Desde pequeño ya manifestaba sus dones artísticos, poco a poco comenzó a desarrollar el arte de la pintura mientras realizada dibujos de diversas caricaturas de personajes de televisión para sus amigos de la infancia, de ahí fue que comenzó a agarrarle cariño.

Se ha desenvuelto como docente en el máximo recinto cultural de esta ciudad, la Casa de Cultura Doctor Víctor Bravo Ahuja, y en el Centro de Bachillerato del Estado de Oaxaca 07 (COBAO), pero recientemente abrió un taller propio en su domicilio. Ha participado en diversas exposiciones colectivas, algunas de ellas en ciudades como Jalapa, Querétaro y la ciudad de México, otras tantas de manera individual y de manera local ha presentado sus creaciones en espació como la Tallera Colectiva o con el apoyo de la Asociación Artístico-Cultural El Flamenco. Actualmente se encuentra incursionando en el área de las artesanías a través de la elaboración y creación de alebrijes.

Piensa que pintar es como terapéutico “cada vez que termino de pintar una flor me admiro yo mismo, veo la obra terminada y me provoca emociones, me siento bien conmigo mismo y que le guste a los demás, también siento que hago algo positivo”.Para Cesar el arte de la pintura representa la búsqueda del amor, en un tiempo estuve pintando modelos, pero también significa compartir con los amigos y la familia es lo que a veces me planteó para pintar, las flores son simbolismos de una renovación espiritual, de un encuentro con sigo mismo. El cuadro del “viejito” y “del pez dragón” son de las que más se enorgullecen.

“En Tuxtepec es más cálido, se pinta con más alegría, con el corazón, muchos colores vivos”

 Al preguntar su opinión respecto al mercadeo del arte en Tuxtepec aseveró “no hay mercado, para los productos artísticos,  las ventas son bajas y lo que más se prefiere es agarrar una imagen de internet darle clic y ya quedó la magen en papel, o en vez de comprar un original hacerlo ellos mismos aunque no quede tan bien.”

“La tecnología como que nos ha alcanzado de más y ahora las artes plásticas han cambiado y se llaman artes visuales, pero no sé hasta qué grado lo hecho a mano se vaya a sobrevalorar o haya desaparecido”.

“De la pintura no se vive, se sobrevive, a veces nos gusta pintar ciertas imágenes pero hay que buscarle, he pintado rebosos y bolsa de mano las artesanías y estas son las que más se han vendido”.

Con sus obras desarrolladas mediante diversas técnicas como grabados en madera, litografía en metal, piedra, puntillismo, gis pastel, acrílico y sobre óleo, lo que busca es trata de arrancar sonrisas “que alguien vea mis cuadros, mis imágenes y que le despierte una sonrisa, un buen sentimiento, con eso me siento bien pagado y si la persona adivina el sentimiento que se plasmó en esa obra abre un vínculo, una comunicación”.

Comentarios